¿Los injertos capilares se caen?

Trasplante


Al pensar en un implante capilar, con frecuencia a muchos pacientes les surgen varias dudas: ¿Los injertos capilares se caen?, ¿son permanentes?, ¿hay algún riesgo de perderlos? Existen muchos mitos en torno los resultados del procedimiento de microinjerto; sin embargo, aquí te damos la respuesta. 

¿Por qué los injertos capilares no se caen?

Diversas investigaciones científicas han demostrado que el cabello de las áreas laterales e inferiores de la cabeza son resistentes a la Dihidrotestosterona (DHT), la hormona responsable de la caída del cabello. Los folículos ubicados en esta zona cuentan con dicha característica genética con la que, aún si son trasplantadas a un nuevo sitio, conservan sus cualidades y, por esta razón, se han convertido en los folículos ideales para cubrir las áreas afectadas por la calvicie. 

¿Cómo afecta la Dihidrotestosterona (DHT) a los folículos?

La Dihidrotestosterona (DHT) es un andrógeno activo de la testosterona, sintetizada principalmente en la próstata, en los testículos y en los folículos pilosos y las cápsulas suprarrenales por la enzima 5α-reductasa. 

Esta enzima convierte a la testosterona en DHT, que es la culpable de atrofiar los folículos pilosos, haciendo que las membranas del cuero cabelludo se vuelvan rígidas y reciben menos irrigación sanguínea haciendo que los nuevos cabellos nazcan más débiles y cada vez más finos de lo normal, lo que termina por ocasionar la calvicie.

¿Qué pasa con la fase de recambio después del trasplante capilar?

Entre el primero y el tercer mes posteriores a la intervención, el paciente puede ver que el cabello injertado se cae. Esto ocurre en más del 95 % de las ocasiones. A esta fase se le denomina efluvio telógeno, fase de recambio o  shock loss, y es la etapa en que sentirá que está perdiendo, no solamente el cabello injertado, sino incluso el resto del cabello. 

Sin embargo, no hay por qué preocuparse, esta fase de “muda” es una señal de que el implante de cabello progresa con éxito y que los folículos injertados se han fijado correctamente en el área deseada y que están renovándose de manera natural. 

Hay que considerar que en el efecto shock loss, la raíz del cabello comienza a desarrollar los nuevos cabellos que irán creciendo en los siguientes meses. Esta fase podría confundir al paciente ya que puede reconocer dicha caída como una consecuencia negativa. Sin embargo, es el claro indicio de que la implantación ha sido todo un éxito. Una vez que el cabello crezca, lo hará de forma natural y difícilmente volverá a caerse. 

Ahora ya sabe que el cabello injertado difícilmente volverá a caerse, y conoce las verdaderas causas que ocasionan la pérdida de cabello. Le sugerimos que ante la menor duda, acuda con nuestros expertos capilares, con gusto lo asesoraremos.

También te puede interesar

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *