7 maneras en que el trasplante capilar puede transformar tu vida

Trasplante


La pérdida del cabello afecta el estado anímico de una gran cantidad de hombres en el mundo y no sólo actúa sobre el cabello de la cabeza, sino también en áreas como la barba, el bigote y hasta la cejas. 

El injerto de cabello es un procedimiento que ayuda a solucionar dicha pérdida y, aunque hace algunos años dejaba un aspecto apenas natural y las marcas evidenciaban su realización, hoy en día ha evolucionado y se ha vuelto más sofisticado, menos invasivo y prácticamente indoloro. Actualmente, el trasplante capilar se lleva a cabo con micro instrumentos de alta precisión los cuales posibilitan que las incisiones sean minúsculas y que los resultados sean de aspecto totalmente natural.

Recuperar el cabello después de pensar que no quedaba más remedio que aceptar su caída, cambia la vida. Estas son algunas de las formas por las que el trasplante capilar podría transformar la tuya: 

Mejora tu apariencia
Cuando se cae el cabello, no sólo se daña la manera en la que uno se percibe a sí mismo, sino también en la forma en como nos perciben los demás. La escasa densidad de cabello da la sensación de abandono o descuido de la imagen, y su caída puede hacer que te veas más grande de lo que eres en realidad. Un trasplante capilar puede regenerar la imagen perdida, haciendo que parezcas más joven y aumentando tu atractivo físico. 

Aumenta tus niveles de confianza
En el momento en que te consideras menos atractivo, la confianza se desploma. Esto puede impedir que te relaciones con normalidad o que aumente la timidez. Puede incluso que comiences a abandonar hábitos que adorabas como peinarte de una forma determinada, o llevar el look que definía tu personalidad. Un injerto de cabello mejora tu imagen física aumentando los niveles de confianza en tus propias posibilidades. 

Te permite disfrutar de un look natural
El microinjerto mediante la técnica FUE es un procedimiento sofisticado en comparación con los métodos anteriores. Los trasplantes de cabello de antaño dejaron una herencia poco satisfactoria debido a que los resultados no se veían naturales y las marcas eran demasiado visibles. Con la innovadora técnica FUE se extraen los folículos de manera individual para alcanzar una precisión extrema. El paciente sometido a esta intervención gozará de un look natural y después de su total recuperación, será difícil notar la existencia de su trasplante; sólo será evidente la renovación de la imagen. 

Trasplante

Resultados de larga duración
El trasplante capilar implica resultados de larga duración debido a que los folículos cuentan con resistencia genética que conserva su invulnerabilidad a la caída en cualquier lugar en que se implanten. Esto último vuelve difícil que el cabello se caiga de nuevo, por lo que el paciente poseerá cabello, barba y bigote con muy pocas probabilidades de volver a perderlo.

Te permite llevar el estilo que más te gusta
Si se posee un cabello fino o simplemente no se tiene cabello, limita las posibilidades de elegir un estilo determinado. El paciente sometido a un trasplante de cabello puede elegir entre dejarse crecer el cabello o cortarlo al estilo que mandan las modas del momento. Tener de vuelta el cabello es poder optar por un look “raya a un lado” para una reunión de trabajo o por lo contrario, un estilo “desenfrenado” cuando salga con amigos a un bar. La elección del peinado después de una intervención de injerto de cabello se verá condicionada por el deseo del paciente y no por estar sometido a un look concreto por la ausencia de cabello. 

Aumento del éxito en las redes sociales.
En los tiempos que vivimos, liderados por las tecnologías, muchas de nuestras decisiones están condicionados por el influjo de internet. Actualmente las redes sociales son imprescindibles para conectar con personas de todo el mundo. En cualquiera de las plataformas sociales existentes como Facebook, Instagram o YouTube, las comunidades premian con un “like”, y la imagen y la confianza reflejada en el perfil puede influenciar a las personas a visitar o no algún canal o plataforma. Someterse a un implante de cabello mejora considerablemente la imagen y eso desemboca en un posible aumento de popularidad en redes sociales. 

Aumenta las posibilidades profesionales
Desgraciadamente, cumplir años puede perjudicar la posibilidad para progresar en el mundo profesional. Tener poca densidad de cabello, o no tener cabello puede trasmitir la imagen de haber envejecido, que a su vez se relaciona con la falta de ideas innovadoras y de la eficiencia con la que se trabaja. Someterse a un trasplante de cabello, hace que el paciente se aprecie más joven y seguro de sí mismo, repercutiendo en la imagen que ofrece tanto en su lugar de trabajo como en una entrevista para optar por un cargo deseado. 
No hay duda, el trasplante capilar puede mejorar la vida del hombre para siempre. Si tú quieres dar ese salto ponte en contacto con nosotros. Tu primera cita de valoración es gratuita y libre de compromisos. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *