La caída del cabello y los tratamientos para controlarla

Tratamientos


La caída del cabello está considerada como un trastorno que damnifica a miles de hombres alrededor de todo el mundo. ¿Has manifestado intranquilidad cuando observas más cabello de lo habitual en la almohada o el peine? La preocupación se hace manifiesta en el momento en el que el cabello no vuelve a regenerarse de manera habitual o cuando éste se torna más fino y quebradizo. Es en ese punto cuando es imprescindible recurrir a algún tratamiento contra la caída del cabello. 

Cuando la caída del cabello es producida por causas como la ausencia de nutrientes, la contaminación, el tabaco y la ansiedad, las lociones capilares o suplementos nutricionales pueden ayudar con dicho padecimiento. Sin embargo, la decisión más acertada es recurrir a un centro especializado en restauración capilar para conocer con precisión el tipo de alopecia que se presenta y el tratamiento ideal para ese caso en específico. 

Un 90% de los trastornos capilares se deben a un cuadro de alopecia androgenética, conocida comúnmente como calvicie. Este tipo de caída es de origen genético por lo que recurrir a los tratamientos anteriores sería ineficaz. Para estos casos, existen soluciones eficaces para frenar la caída del cabello. 

A continuación, hablaremos sobre los distintos tratamientos que existen para controlar la caída del cabello: 

Procedimientos farmacológicos: Minoxidil y Finasteride
El Minoxidil es un tratamiento farmacológico contra la caída del cabello acreditado por competencias médicas desde hace más de una década. Su función vasodilatadora está prescrita para la caída del cabello en hombres y en mujeres. Esta sustancia retrasa la caída del cabello y activa su crecimiento en infinidad de pacientes. Se ha comprobado su efectividad en más de un 40% de los casos en áreas del cuero cabelludo como la coronilla. 

Otra alternativa eficaz es optar por el Finasteride, un fármaco indicado exclusivamente para la caída del cabello en hombres. Este tratamiento inhibe la transformación de la testosterona en DHT (Dihidrotestosterona), hormona responsable de la caída del cabello. El Finasteride tiene el poder de detener la pérdida capilar en un 80% de los casos e incrementa el crecimiento del cabello hasta un 70%. Además, interviene deteniendo la actuación de los andrógenos que son los promotores de la aceleración del ciclo capilar. 

Tanto el Minoxidil como el Finasteride son tratamientos muy efectivos, sin embargo, deben administrarse de por vida ya que, en el momento en el que dejan de aplicarse, el cabello que ha logrado tolerar la caída, se caería en pocos días. 

Tratamientos

Trasplantes capilares
El trasplante capilar ha progresado hasta convertirse posiblemente en la técnica definitiva para recuperar el cabello perdido. El método de microinjerto consiste en la extracción de folículos de la nuca para después injertarlas en las áreas dañadas por la calvicie. El cabello trasplantado vuelve a crecer con el transcurso de los meses y su tiempo de vida es exactamente el mismo que hubiera tenido en su lugar de origen. 

En la actualidad se emplean varias técnicas de trasplante capilar

  • Técnica FUSS: Cirugía capilar en la cual se extrae una tira de piel de la zona posterior o lateral de la cabeza de aproximadamente 15 o 20 cm de longitud por 1 cm de ancho. Dicha tira se implanta en las zonas afectadas por la alopecia y el cabello crece con normalidad en el nuevo sitio.
  • Técnica FUE:Considerado el método de trasplante capilar más avanzado que existe. Consiste en extraer los folículos de forma individual sin provocar cicatrices lineales. Si bien es un procedimiento de mayor duración que la técnica FUSS, permite llevar el cabello muy corto sin tener que preocuparse por cicatrices visibles que puedan evidenciar la realización de un procedimiento.

Tratamiento con Plasma Rico en Plaquetas (PRP)
El PRP es un tratamiento absolutamente innovador que fomenta la recuperación de los tejidos, activando la fabricación de elastina, ácido hialurónico y colágeno. Para obtener el PRP, extraemos un poco de sangre del paciente y la centrifugamos para aislarlo y administrarlo a través de micro inyecciones en el área dañada. El plasma estimula la raíz del cabello, impidiendo su caída e impulsando la regeneración de un cabello más fuerte y sano. 

Ahora ya conoces las diferentes formas para controlar los problemas de calvicie. Si deseas saber cuál es el tratamiento ideal para ti, asiste a Kaloni, nuestros expertos te asesorarán y ofrecerán el procedimiento indicado para ayudarte a frenar la caída del cabello. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *