Caída de cabello por anemia: ¿Cómo afecta la falta de hierro a los folículos?

Caída cabello


La anemia es uno de los trastornos que afligen con más intensidad a la salud del cabello, como también a la dermis y a las uñas. En el post de hoy hablaremos con profundidad sobre la caída de cabello por anemia; señalaremos con claridad cuáles son sus síntomas y ofreceremos unas sugerencias para evitarlo. 

Primero es necesario señalar que la anemia es una dolencia ocasionada por una disminución de glóbulos rojos que contienen hemoglobina (una proteína rica en hierro). Éstos son los responsables del abastecimientos del oxigeno a los tejidos del cuerpo.

La aparición de dicho trastorno se debe a tres motivos: producción insuficiente de glóbulos rojos, un incremento en la devastación de éstos, o bien debido a una hemorragia.

Síntomas comunes 
Los síntomas que presenta una persona que padece anemia son el agotamiento continuo, una aparente lividez en la dermis y un debilitamiento en la fortaleza de las uñas. También se percibe dificultad para respirar y esto es debido básicamente, a una disminución de la llegada del oxígeno a todas las zonas del organismo. 

Caída de cabello por anemia 
La anemia ferropénica está considerada como la anemia más común y es ocasionada por la falta de hierro. Este padecimiento es capaz de provocar la pérdida de cabello, ya que el descenso de los niveles de hemoglobina impide llevar oxígeno a los tejidos del cuero cabelludo; en consecuencia los folículos pilosos dejan de percibir los nutrientes necesarios y, por ende, el cabello se cae inexorablemente. 

Sugerencias para impedir la caída del cabello por anemia
Si percibes los signos mencionados anteriormente, es fundamental que acudas con un especialista para realizarte un chequeo médico con el objetivo de cerciorarte cuál es grado de hemoglobina y de hierro en sangre. Es indudable que la anemia afecta en la caída de pelo, sin embargo también lo hace en un sinfín de zonas del cuerpo. 

Si ante el chequeo realizado se observan grados mínimos de hemoglobina y ferrotina en sangre, es habitual entonces que el especialista prescriba suplementos ricos en hierro. No obstante, con el propósito de mejorar dicha situación, desde las clínicas Kaloni te recomendamos que en tu dieta diaria incorpores alimentos abundantes en hierro como son: carne roja, huevos, hígado y verduras de color verde como las acelgas y las espinacas.

Está comprobado que es muy recomendable compaginar los suministros de hierro con los nutrientes abundantes en vitamina C, ya que facilitan de manera considerable la óptima filtración del hierro. Dichos nutrientes se pueden localizar en alimentos como: cítricos, kiwis y los pimientos.

Pese a que es fundamental una dieta equilibrada para nutrir debidamente los folículos pilosos, una opción beneficiosa es optar por un, procedimiento de bioestimulación, concretamente en las fases de rehabilitación después de padecer una anemia. Su actividad, vasodilatadora, activa el riego sanguíneo permitiendo una óptima circulación en los folículos pilosos. 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *